Impulsa la agilidad de tu negocio a través de la nube

Melissa López
October 14, 2020

La nube nos permite almacenar los datos en un servidor externo que nos facilita acceder a ellos de una forma rápida y con un mínimo de gestión, por lo que es parte fundamental de cualquier estrategia de negocio que quiera hacer el salto a la digitalización.

Al hablar de la nube hacemos referencia a una red de servidores conectados entre sí, que desarrolla una estructura global de alta disponibilidad que permite que si un servidor falla todo siga funcionando.

Asimismo, las entidades financieras pueden almacenar su data como: números, cuentas, transacciones, gestión de documentos, que desde un dispositivo conectado a Internet obtienen acceso de forma inmediata y sobre todo segura.

Esto ya que los expertos coinciden en que la nube permite procedimientos más seguros al tradicional, dado que la reputación de las empresas proveedoras se basa precisamente en blindar el acceso.

Además, el proveedor se asegura de proporcionar herramientas de protección de acceso no autorizado a los datos a nivel de red, entre aplicaciones o instancias de sistema operativo.

En 2013 el mercado de la Nube era de US$58mil millones, para 2018 había crecido a US $ 130 mil millones y para 2022 se espera que alcance los US $317 mil millones.

Beneficios de subir a la nube

Para cada organización será diferente el dónde y el cómo invertir en la nube, lo cual dependerá de qué aspectos de agilidad sean más relevantes para su estrategia de negocios.

La banca puede hacer uso de la nube para evolucionar en su forma de operar y responder así al cambio, logrando el aumento de productividad exponencialmente.

Por consiguiente, para las instituciones financieras la nube les permitirá aumentar su agilidad empresarial y con esto su competencia en el mercado, al mejorar sus tiempos de respuesta ante sus clientes antes de que la competencia lo haga.

Por otra parte, les hará más factible lanzar rápidamente nuevos productos y servicios al mercado,  al mismo tiempo que se brinda una experiencia excepcional a los clientes.

Al mismo tiempo que se crean nuevas fuentes de ingresos basándose en las  necesidades emergentes de los clientes que nos revele el uso de big data  analytics.

Además, a los usuarios se les facilita acceder en cualquier momento y desde cualquier dispositivo a los servicios de su banco y realizar todas las operaciones que necesiten, ya que la gente no compra productos compra experiencias.

Lo que fortalecerá la relación del banco con su cliente pues lo percibe accesible y cercano sin importar el momento del día.

Asimismo, se notará una reducción de costos a través de un análisis de los procesos que deben migrar a la nube, según los objetivos  de negocio de la empresa.

Inclusive la nube nos permite centralizar o externalizar a un tercero los datos de los usuarios por medio de APIs abiertas.

¿Qué nube es la mejor para mí?

Nube Pública: Este tipo de servicios son los que ofrecen Amazon, Azure de Microsoft o Google Engine que facilita sus recursos de forma abierta.

Nube Privada: Aunque muchos consideran que proporcionan mayor seguridad también suelen dificultar el potencial de escalabilidad, por lo que se debe comprender los roles y responsabilidades tanto del que contrata la nube como de él que la provee a nivel de protección de datos.

Nube Híbrida: muchas entidades optan por combinar el uso de nubes privadas con públicas de una forma estratégica, para mantener los datos sensibles en la nube privada dentro de "firewalls" y cumplir de ese modo con los requisitos de confidencialidad del cliente.

Antit cuenta con profesionales expertos en tecnología de información (TI) capaces de acompañarte en cada uno de los procesos que requieren en la nube Big Data, creación de APIs específicas, ayudando en el desarrollo y conexión de sistemas nativos de la nube.