Autentificación biométrica: La nueva tendencia en seguridad móvil

Melissa López
October 14, 2020

La autenticación biométrica  es una tecnología que identifica las características físicas y únicas de un individuo, a nivel FinTech esto ha permitido la automatización de procesos financieros de una forma más segura.

Asimismo, la seguridad biométrica funciona como parte de un enfoque multifactor a través de un dispositivo móvil para desbloqueo, en lugar de contraseña, inicio de sesión y hasta compras.

El reconocimiento facial permite verificar que el usuario es el autorizado para realizar el inicio de sesión, impidiendo un acceso no autorizado en caso de pérdida o robo del dispositivo.

Si se incluye la capacidad de autenticación biométrica en sus aplicaciones, en vez de basarse en una característica de un dispositivo determinado, permite que los proveedores de la aplicación puedan diferenciar y personalizar las características de seguridad y el rendimiento de sus aplicaciones.

En el caso de Antit nuestras aplicaciones utilizan la seguridad biométrica para automatizar procesos y brindarle mayor seguridad a nuestros usuarios basándonos en lo último de la tecnología para esto.

Asimismo, cuando combinamos reconocimiento facial con biométrica de voz logramos mayor precisión y rendimiento, dificultando aún más el intento de falsificación.

Las FinTech al implementar esta seguridad reducen la sustitución de identidad, estafa y  duración promedio de las transacciones, sistematización y mejora de la experiencia del cliente.

Entre sus beneficios está mayor comodidad y seguridad debido a que las mediciones biológicas son mucho más complicadas de ‘hackear’ que las combinaciones alfanuméricas.

Dentro de la verificación biométrica podemos mencionar algunos tipos que han destacado sobre el resto como:

Identificadores biométricos conductuales: esto permite identificar patrones de comportamiento de sus clientes durante la actividad bancaria, como coordinación de manos y ojos, el pulso, precisión de movimientos, presión sobre teclas, entre otros que evitan que pueda ser suplantado por un robot.

Reconocimiento de iris: en países como España se utiliza el escáner de iris de los dispositivos móviles para que los usuarios accedan a sus cuentas de una forma más sencilla y segura.

Reconocimiento facial: en este proceso se detectan pequeños movimientos faciales, como sonrisas, expresiones, parpadeos   con el fin de evitar que se utilicen imágenes impresas para intentar suplantar la identidad. 

En el caso del reconocimiento facial compara la imagen de origen con un almacén   de imágenes buscando su coincidencia, haciendo uso de algoritmos avanzados para extraer datos biométricos de una imagen facial, destilando características como la posición y el tamaño de los ojos de una persona en relación con la otra en un conjunto de datos estandarizado.

No obstante, la comparación facial hace uso de la misma tecnología pero supone que se están comparando dos imágenes de la misma persona.

La comparación facial generalmente se usa cuando una imagen fuente confiable como un documento de identidad del usuario está disponible para comparar una imagen en tiempo real.

El sistema solicita la toma de una fotografía que compara con la del documento buscando coincidencias.

Las FinTech han hecho uso de esta tecnología para facilitarle a las instituciones financieras la verificación de identidad de un usuario nuevo cuando este solicite abrir una cuenta y no está físicamente presente.

La tecnología de comparación facial compara la imagen selfie con la imagen del documento de identificación verificado, para demostrar que la persona está realmente presente durante el proceso de apertura de la cuenta.

Detección de vida: el método más común de detección de vida es solicitarle al usuario que  realice una serie de movimientos de la cabeza para probar la vida y evitar la suplantación de identidad.

Las técnicas más avanzadas, como el reconocimiento 3D y las imágenes térmicas, requieren hardware especializado y no son adecuadas para las aplicaciones comerciales cotidianas.