México: Primer país de América Latina en aplicar el open banking

Melissa López
April 16, 2021

Siendo un referente en la región México anunció que durante este 2021 el open banking se integrará a más de 2,300 entidades de su sistema financiero, a diferencia de países modelos en este tema donde solo se aplica en las principales entidades.

El open banking llega con la promesa de una integración de servicios financieros a favor de los clientes, acceso a productos y servicios más personalizados, así como créditos en menor tiempo mediante procesos 100% digitales.

Los datos son de los clientes no de los bancos y es esa potestad de compartirlos con terceros lo que plantea el open banking, promoviendo que las instituciones financieras abran sus plataformas para que otras entidades puedan conectarse.

En este aspecto las FinTech potenciarán el sector financiero con el open banking como catalizador al generar una mayor innovación e inclusión financiera.

Esta metodología nació en 2015 cuando Reino Unido creó el Open Banking Working Group (OBWG) que estableció estándares de interfaces abiertas las denominadas Interfaces de Programación de Aplicaciones ( APIs) dirigidas a la banca.


Actualmente, México es el único país que cuenta con una regulación concreta sobre el open banking que se incluye en la denominada Ley Fintech, misma que indica que las FinTech y las entidades bancarias deberán compartir información en beneficio de los usuarios.

Además, las FinTech también deberán abrir sus datos vía APIs convirtiendo a México en el único país a nivel mundial en establecer este intercambio de información de manera bidireccional.

Asimismo, les dará a los usuarios la capacidad de usar el valor de sus datos para su propio beneficio permitiéndole acceder a una mayor cantidad y sobre todo calidad de productos y servicios financieros.

No obstante, uno de los principales retos que presentará este modelo será la seguridad de la información al requerirse una autentificación reforzada en la entrega de datos, esto con el consentimiento previo del cliente y a través de una serie de API´s.

Según un estudio de la Universidad de Boston, se demostró que la adopción de APIs prevé un incremento del valor de una empresa en el mercado del 10,3% y se estima que, para el año 2025, el 30% de los ingresos mundiales se generarán por medio de este nuevo canal.

Tipos de APIs que estarán presente en el open banking

1. Información: se da acceso a información sobre el perfil de los usuarios autenticados (particulares o empresas), agilizando el alta

2. Producto: aquellas que dan acceso a información detallada sobre los productos disponibles de la entidad, tales como divisas, préstamos o productos de inversión, entre otros.

3. Pagos: permiten a la entidad obtener toda la información relativa a los pagos realizados así como ejecutar operaciones en nombre del usuario de forma segura.

4. Cuentas: Permiten obtener detalles de la cuenta de particulares o empresas tales como transacciones, saldo, balance y el histórico de movimientos.

5. Inversión: Dan acceso a información sobre las inversiones de los usuarios, carteras de inversión, productos o datos del mercado financiero

6. Tarjetas: Proporcionan información sobre los movimientos realizados con las tarjetas y del estado de las disponibilidades y aplazamientos

7. Préstamos: Facilitan información sobre la concesión de préstamos y el análisis crediticio de los clientes.

8. Movimientos: Las empresas que son PISP (Payment Initiation Service Provider - PISP) autorizadas pueden pedir permiso para conectarse a una cuenta bancaria e iniciar pagos en nombre del cliente, desde su cuenta bancaria. 

Como parte de esta estrategia las FinTech ofrecen una amplia experiencia en el uso de APIs, que son un conjunto de funciones y protocolos informáticos que facilitan conectar aplicaciones tecnológicas a los sistemas nativos.

Antit es una empresa de desarrollo FinTech con gran experiencia en la creación de APIs que se ajusten a las necesidades del cliente, contando con personal altamente calificado capaz de darle ese impulso extra al más ambicioso de sus proyectos.

En el caso de México la información que se compartirá serán datos: financieros, agregados y transaccionales.

Datos financieros abiertos: son aquellos relativos a productos y servicios; ubicación de oficinas, sucursales, así como de cajeros automáticos.

Datos agregados: son datos procesos y presentados en forma de resumen, procedentes de diferentes fuentes con fines estadísticos

Datos transaccionales: se refieren a la información operativa de una persona, por ejemplo en qué gasta, cuánto gasta, cómo gasta, que movimientos tiene en sus productos financieros, etc.

Paralelamente  las FinTech se verán beneficiadas al tener acceso a esta data para crear nuevos y mejores productos para sus usuarios.

Asimismo, al ser los usuarios propietarios de su información podrá tener en un solo sistema de información control y visualización de sus cuentas bancarias, préstamos, tarjetas sin importar que estas sean de diferentes entidades bancarias.

Sin embargo, para tener acceso a dicha información bancaria del usuario por parte de terceros deberá tener siempre la autorización previa del cliente y solo a los actores seleccionados por el mismo.

Dentro de este marco el usuario debe ser informado de los datos a compartir, especificado el propósito que tendrá dichos datos, limitado el tiempo en que el tercero tendrá acceso y fácil de revocar el permiso.

Principales beneficios del open banking 

Optimización de la experiencia del usuario: acceso a créditos bancarios de una forma más sencilla y rápida, sin largas esperas, estudios tediosos y sin papeleo de por medio.

Con open banking los datos estarán conectados a otras aplicaciones que analizan  y clasifican los datos en tan sólo unos segundos.

Mejores ofertas: el usuario podrá llevar su información a la entidad de su elección para ofrecer un crédito bajo las mejores condiciones, de forma más personalizada a sus necesidades y adecuadas según su consumo y salud financiera.

Por medio de estos datos bancarios las entidades pueden tener un conocimiento más profundo de la situación y comportamiento financiero de las personas creando un perfil crediticio que les permita ofrecer productos acorde a sus necesidades específicas.

Prevención del fraude: al mejorarse la autentificación e identificación de los clientes en el control de operaciones.

Competitividad más justa: las empresas en el mercado financiero tienen dificultad de captar nuevos clientes por la dificultad de evaluarlos de forma precisa, creando una desventaja competitiva situación que vendría a corregir el open banking.

Antit como empresa desarrolladora de FinTech le permitirá mejorar su capacidad de gestión, transformando sus plataformas en una más sencilla y sobre todo eficiente para el usuario, forjando productos de valor y competitividad en la industria financiera.