Metodología FinOps se enfoca en aprovechar al máximo el valor de la nube

Melissa López
April 16, 2021

Cuando hablamos de FinOps nos referimos a un marco de trabajo aplicado a la nube que implica una combinación de sistemas, buenas prácticas y cultura organizacional. 

Su principal objetivo es acabar con la división de trabajo aumentando la agilidad, favoreciendo los espacios de innovación e integrando a los equipos que intervienen en una estrategia cloud tanto desde una perspectiva técnica como de negocio.

Esta metodología se divide en tres fases la primera implica utilizar herramientas que permitan formar una arquitectura más eficiente.

Entre estas están Well Architected Framework que funciona tanto como antesala de una migración o posterior a esta, facilitando la escalabilidad y eficiencia de costes a través de un marco teórico. 

De esta forma la empresa podrá obtener un mayor beneficio de su inversión en la nube, basándose en las mejores prácticas y directrices de la plataforma de cloud pública.

En la segunda  se deberá ejecutar acciones para reducir costes por hora, en esta fase  se deberá hacer un análisis de cuál será el uso habitual de  sus recursos y verificar si su dimensionamiento es el correcto.

Asimismo, se desarrolla una limpieza de recursos huérfanos: volúmenes de almacenamiento no asignado, snapshots, elastic IPS, Elastic Load Balancer, NAT Gateway.

Por último,  establecemos un calendario de limpieza periódica y creación de alertas para evitar costes innecesarios, así como un update continúo  con los equipos de servicios y herramientas disponibles. 

De igual forma se realiza la eliminación de instancias EC2 innecesarias como entornos que funcionen por la noche o fines de semana de forma innecesaria, AMIs y snapshots de volúmenes asociados. 

Además, eliminar recursos que estén desplegados en regiones fuera de esas áreas preestablecidas. Como parte de esta fase también se debe borrar los recursos no utilizados, cambiar el tipo de almacenamiento según frecuencia.

La nube nos permite almacenar los datos en un servidor externo que nos facilita acceder a ellos de una forma rápida y con un mínimo de gestión,  por lo que es parte fundamental de cualquier estrategia de negocio que quiera hacer el salto a la digitalización.

Antit cuenta con profesionales expertos en tecnología de información (TI) capaces de acompañarle en cada uno de los procesos que requiere tanto para realizar la migración a la nube como para optimizar este recurso.